Había una vez, hace mucho mucho tiempo, mi abuela (antes de cerrar los ojos por última vez) me dijo: "¿Vos tenés un sitio web?"

Era 1990 y NADIE tenía sitio web. Pero su sueño era tener un lugar en el ciberespacio. 

En el camino me pasaron muchísimas cosas y, después de pensarlo con la almohada, resolví que era un buen momento para tener un lugar donde los que lleguen, me conozcan tal cual soy.

Bienvenidos. Pasen y vean.

Soy Goldenberg (también me dicen Max)

pd: el día que las almohadas hablen... se pudre todo ¿no?